El trasplante de pelo tarda entre 4 y 8 horas, dependiendo de la cantidad de pelos que se implanten.