El ácido hialurónico es uno de los activos de belleza más conocidos hoy día. Forma parte de la composición de muchísimos productos de cuidado de la piel. Se trata de una molécula que está presente en nuestro cuerpo, en las articulaciones -donde actúa como lubricante para evitar fricción- o los cartílagos, que repara. En nuestra piel, el ácido hialurónico mantiene la hidratación, porque tiene la capacidad de retener mil veces su peso en agua. Por eso, es fundamental para la salud de la piel y los tejidos.

Con el paso del tiempo, disminuye en nuestro cuerpo la producción de ácido hialurónico. Debido a ello, la piel pierde hidratación y con ella, cierta firmeza, elasticidad y frescura. Esto favorece la aparición de arrugas y líneas de expresión. Pero además, la piel pierde grosor, lo que la deja menos protegida de las agresiones externas. Dado que el ácido hialurónico hidrata en profundidad y ayuda a mantener esa hidratación, también repara los tejidos y mejora esos signos de envejecimiento. Por esa razón se incorpora en los tratamiento de medicina estética en forma de inyecciones bajo la piel, como forma de devolver al rostro propiedades perdidas o mermadas, rejuveneciéndola en el proceso. 

Cuando se usan las inyecciones de ácido hialurónico en medicina estética preventiva, es decir, en personas jóvenes -en torno a los 30 años- el ácido hialurónico permite conservar la hidratación óptima de la piel, prevenir y retrasar la aparición arrugas y líneas de expresión y evitar que se forman arrugas profundas. También permite dar firmeza y mantener una piel fresca que crea colágeno y elastina, que mantienen la piel elástica, firme y joven por más tiempo.

El ácido hialurónico también permite rellenar las facciones del rostro, como los pómulos, la nariz o la barbilla. Allí donde se necesita para dar una forma más equilibrada o joven la rostro, este activo nos permite remodelar el tabique nasal sin cirugía, o modificar la forma de la barbilla. También ayuda a lograr unos pómulos altos y rellenos, que dan un aspecto más joven.