Existen dos técnicas para realizar el trasplante capilar: FUE y FUSS. Ambos procedimientos presentan los mismos resultados estéticos en la zona receptora, ya que la forma de implantación de las Unidades Foliculares es igual en ambas técnicas.

La diferencia se encuentra en el proceso de extracción de los folículos de la zona donante. En la técnica FUE la extracción folicular se hace individualmente, “uno a uno”, mientras que en la FUSS, se corta una tira de piel con pelos para ser seleccionados posteriormente por técnicos especializados.

En nuestra clínica nos hemos especializado en la técnica FUE porque: no deja cicatriz lineal, facilita una recuperación más rápida y permite extraer unidades foliculares de cualquier zona del cuerpo.